Los presidentes de México y el número de muertos en sus mandatos

¿Habrá un ganador?

México se clasifica como el 7° país con más homicidios por cada 100 mil habitantes en Latinoamérica y Caribe en el 2018, según "InSight Crime". Ocupa el lugar número 17 a nivel mundial y 5 de nuestras ciudades están en el top 10 de las ciudades más violentas del mundo. Una situación que se ha convertido en algo alarmante en los últimos años.

Cada presidente que pasa por la silla, ha prometido un México más seguro, un México donde los mexicanos podamos estar tranquilos y en paz, pero en vez de ver un país más pacífico, en los últimos 19 años una ola de homicidios ha golpeado a la población año con año.

El 2000 inició con un cambio de gobierno con mucha importancia. El reinado del PRI terminó después de 71 años ocupando la silla presidencial y en el escenario aparecía el PAN. Todos vieron un rayo de esperanza con este nuevo cambio de régimen, pero veamos qué dicen las estadísticas.

En el sexenio del ex presidente Vicente Fox, según datos del INEGI se registraron un total de 60 mil 447 homicidios. Esto representó un 9.78% en promedio. En el primer año de gobierno se registraron un total de 10,737 homicidios, en 2001 bajó levemente con un total de 10,285. 2002 y 2003 fueron años con casi el mismo número de incidentes, el primero registró 10,088 víctimas, mientras que el siguiente año hubo 10,087. 2004 cerró con un total de 9,329, el segundo año con menos asesinatos registrado hasta ahora y por último 2005 se registraron 9,921 personas.

Datos proporcionados por el INEGI


A pesar de todas las controversias que tuvo el gobierno de Fox en el sector privado, debemos reconocer que el número de homicidios dolosos fue realmente bajo. Pero esto no duró mucho, en el 2006 el señor Felipe Calderón ocupó la silla presidencial y con esta la ola de violencia y muerte, se convirtió en el pan diario de las familias mexicanas. Esto como muchos recordarán fue a causa de la famosa llamada “guerra contra el narcotráfico”.

El primer año de Calderón fue muy parecido al de Fox, 10,452 asesinatos se registraron en 2006, es decir 285 menos que su antecesor. 2007 aún fue más bajo con un total de 8,867, el año con menos asesinatos registrado en este nuevo siglo. Pero de un año a otro la cifra aumentó terriblemente, 2008 alcanzó sus 14,006 muertos y esto no paró ahí. En 2009 se contabilizaron 19,803, en 2010 un total de 25,757 y para cerrar con broche de oro, 2011 el número de muertos fue de 27,213. En total, el sexenio de Felipe Calderón cerró con 106,098 muertos. Esto quiere decir que la tasa promedio por homicidios fue de 15.2% por cada 100 mil habitantes.

Datos proporcionados por el INEGI



2012 entraba de la mano con Enrique Peña Nieto, el PRI volvía después de 12 años. Era la oportunidad para redimirse, pero no lo hicieron. Aparte del desastre económico que se vivió durante su mandato, los niveles de violencia se mantuvieron. 2012 registró 25,967 muertos, en 2013 se tuvieron 23,063, 2014 hubo un total de 20,010, el año 2015 registró 20,762 y en 2016 se disparó a los 24,559 muertos y como si no fuera suficiente 2017, el año más sangriento, terminó con 32,079 personas muertas por asesinato. Esto da un total de 146,440 víctimas, que representa un 15.1% por cada 100 mil habitantes.

Datos proporcionados por el INEGI

Después de muchos años de intento, Andrés Manuel López Obrador consiguió ocupar el cargo de la presidencia, a pesar de que su llamada “cuarta transformación” se suponía que iba ser radical en tema de la seguridad ciudadana, en el primer trimestre de su mandato, ha dejado mucho que desear. “El primer trimestre de gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido el más violento de los últimos cuatro sexenios. La tasa de homicidio doloso registrada de diciembre de 2018 a febrero de 2019 supera en 48% a la del trimestre inicial de Enrique Peña Nieto, en 150% a la de Felipe Calderón, y en 73% a la de Vicente Fox.” Animal Político.

De acuerdo con el registro oficial, del 1 de diciembre de 2018 al 28 de febrero de 2019 – los tres primeros meses del actual gobierno – se iniciaron 7 mil 299 carpetas de investigación por el delito de homicidio doloso en el país. Ello equivale a una tasa de 5.79 casos registrados por cada 100 mil habitantes.Sin embargo es de mencionar que la actual administración heredó una tasa con tendencia al alza en los índices delictivos y particularmente en los homicidios dolosos. Incluso su antecesor, Enrique Peña Nieto, llegó al gobierno luego de un 2012 en que se habían reducido los crímenes. En cambio, Obrador asumió tras un 2018 que fue un año récord en asesinatos. Hasta ahora el panorama sigue siendo muy oscuro.

¿Qué futuro le espera a nuestro país en este nuevo sexenio? En las últimas declaraciones hechas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que en los primeros 100 días de su gobierno no pudo disminuir el índice de homicidios; según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a marzo se registraron 8,493 homicidios dolosos en todo México, un aumento del 9.60% respecto a los 7,750 asesinatos registrados en el mismo periodo de 2018.

En las últimas declaraciones AMLO, mencionó, que en el último mes bajo al 62% el índice de homicidios diarios, el cual se había mantenido en 80% desde el año pasado. Si tuviéramos que hacer una predicción, siguiendo tal tendencia, de los muertos que habrá en este sexenio, con los datos recabados, podríamos decir que al final del mandato del actual presidente rondaría en unos 2,265 asesinatos por mes, que al año se convertirán en 27,180 y que al terminar su mandato oscilarán entre los 164,778 contando los de este último trimestre, es decir 18,338 más homicidios que en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Para el bien de México y de todos los mexicanos esperemos que esto no se así y que el actual gobierno pueda hacer algo al respecto.

Datos proporcionados por el INEGI y "El Economista"

Autor: Samuel Gómez Gámez
samuelgomez98@outlook.com

Comments

comments